• -10%
  • Nuevo

PACK LAS CICATRICES DEL MUNDO - MANUAL + EXPLORANDO EL MUNDO QUEBRADO + CARTA SELLADA + POSTER + PEGATINAS + MARCAPAGINAS

Referencia:

34,95 €
31,46 € Ahorra un 10%
Impuestos incluidos
Cantidad
En stock

 

Pago Seguro

ESTE PACK CONTIENE EL MANUAL BÁSICO 'LAS CICATRICES DEL MUNDO' + EL SUPLEMENTO 'EXPLORANDO EL MUNDO QUEBRADO' + CARTA SELLADA + POSTER + PEGATINAS + MARCAPÁGINAS.

Las Cicatrices del Mundo es un juego de rol ambientado en un mundo de fantasía medieval oscura con toques de terror sobrenatural.

«Sabed que no huiremos, que no rogaremos, que no nos rendiremos... porque el Vigilante guía nuestros pasos y su luz nos iluminará el camino aún en la derrota». Setmeet, antes de ser ejecutado tras ser capturado a las afueras de Niwit.

El Mundo Quebrado es un mundo oscuro, en el que las intenciones de los dioses no son las mejores y en el que sobrevivir se puede convertir en una odisea.

Las Cicatrices del Mundo es un juego de rol ambientado en un mundo de fantasía medieval oscura con toques de terror sobrenatural. En este manual se describen todas las reglas y mecánicas necesarias para jugar a este juego, junto a la extensa historia del Mundo Quebrado y sus habitantes, para que puedas crear tus propias partidas en este tétrico mundo.

Las Cicatrices del Mundo ha sido concebido con el anhelo de crear un juego de rol a la antigua usanza, que recopile los elementos característicos de la fantasía medieval moderna, alejándose de la senda marcada por las creaciones de J.R.R. Tolkien, entre otros, aunque sin renunciar del todo a estos clásicos.

Los Hummeth convocaron un tifón de una envergadura y poder gigantesco, que rodearía y protegería la isla en la que se encontraban de los ataques de los dioses. Dentro, comenzaron a crear un poderoso ritual que protegería a la humanidad de las malintencionadas deidades que les estaban esclavizando. Conforme los dioses descargaban su ira y su poder frente al huracán, la destrucción azotó al propio planeta, que se desgarraba y gemía bajo el gigantesco poder de las furiosas deidades.

Sin embargo, el ritual se llevó a cabo y, aunque los dioses no pudieron ser destruidos, los Hummeth crearon una barrera que los separaría de la humanidad, confinándolos a un segundo plano espectral, el mundo espiritual, desde donde no podrían seguir haciéndoles daño.

Incomprensible para la mente humana, el mundo espiritual es un reflejo distorsionado de la realidad, donde las leyes físicas carecen de sentido y en las que las emociones, los recuerdos y las almas cobran forma, fluyendo en una caótica marea y transformando aquello con lo que interactúan.

En este mundo existen infinidad de religiones y deidades, pero en realidad solo existen unos pocos dioses que se ocultan en el mundo espiritual esperando su momento, para volver a este plano y esclavizar de nuevo a la humanidad.

En la mayoría de los casos, los humanos ignoran el verdadero nombre y naturaleza de las deidades a las que veneran en realidad, y las conocen por los nombres que ellos mismos les otorgaron.

Provenientes de las profundas simas del mundo, surgen sin ningún control energías que distorsionan las leyes de la naturaleza y debilitan la barrera entre la realidad y el otro mundo. Esta energía (conocida como magia) ha empezado a estudiarse hace apenas unos siglos desde el cataclismo. En tiempos más recientes, es utilizada por hechiceros, que hacen uso de este enorme y peligroso poder para desafiar las mismas leyes de la existencia.

Existen cinco ramas de hechicería reconocidas: geomancia, magia arcana, magia druídica, piromancia y umbramancia. Estas clases son permitidas en gran parte de los reinos, siempre y cuando los hechiceros cumplan las leyes necesarias para practicar sus artes, aunque lo más probable es que mucha gente siga desconfiando de ellos.

También existen dos ramas de hechicería prohibidas: la sangromancia (magia de sangre) y la nigromancia. Estas ramas (referidas como magia oscura de forma tradicional) son perseguidas y condenadas por casi todos los reinos.

Durante la era de los ancestros, cuando el mundo real y el espiritual eran uno solo, los dioses habían tomado el control sobre los humanos y los usaron como herramientas para debilitar a sus iguales. Se produjeron incesantes guerras entre ellos por convicciones opuestas o por simples celos. Para aumentar su control sobre los ancestros y diferenciarlos de los que servían a otro amo, los dioses modificaron los cuerpos y almas de sus esclavos, adaptándolas a sus gustos y necesidades.

De estos ancestrales procedieron las distintas líneas de sangre (llamadas ascendencias) que pueblan hoy el Mundo Quebrado.

Todo humano nacido en este mundo desciende de los antiguos ancestros subyugados por los dioses y por cuyas venas fluye su esencia, aunque tras los siglos su sangre se ha diluido, mezclada con la de los descendientes de otras líneas de sangre.

Algunos linajes han conseguido mantenerse en gran medida alejados del mestizaje, ya sea por proceder de una cerrada cultura que rehúye de los forasteros, de estirpes endogámicas que han mantenido un férreo control sobre su descendencia, o de la mera casualidad. A estos humanos se les llama purasangre.

Sin embargo, el grueso de la población está compuesto por mestizos, hasta tal punto que en muchos lugares ya no se tiene en cuenta la ascendencia de nadie, aunque muchos ignorantes todavía sienten recelo hacia los purasangres, ya que consideran que tener sangre pura te liga a la nobleza.

El sistema de juego de Las Cicatrices del Mundo utiliza dados de 8, 10, 12 y 100 caras en el desarrollo de las acciones de los personajes.

Detrás de este proyecto encontramos el duro trabajo de Rubén Fernández, el creador de este juego de rol. Es granadino de nacimiento y aficionado a la fantasía y los cómics desde que era un niño. Empezar a jugar Wargames fue lo que le llevó a caer en las redes del rol. Durante años ha compaginado su afición con su trabajo de hostelería, viajando entre Granada, Córdoba y Tarragona.

Comenzó este proyecto inspirado por diversos canales de YouTube, así como por otros crowdfunding. Nada le impedía desarrollar las ideas que durante tantos años le habían tenido en vela, pensando sobre mundos que parecían condenados a desaparecer por la mañana. Como tantos otros, ya había hecho modificaciones de otros juegos para los amigos, desde simples cambios de ambientación a completas conversiones de reglas. Pero, por primera vez, tenía una hoja completamente en blanco ante él, un lugar en el que plasmar todas esas historias y con ellas crear un mundo desde cero.

Las Cicatrices del Mundo, su primer juego de rol, ha supuesto un punto de inflexión en su vida. Su mayor deseo es que este mundo también encienda la chispa de la imaginación a lectores y jugadores, dando vida entre todos a un nuevo mundo.

Con una estética muy marcada, este manual está ilustrado casi por completo con técnicas tradicionales: lápiz, tinta y carboncillo, para crear esa atmósfera característica de Las Cicatrices del Mundo.

David Puertas es el encargado de crear la portada para este manual, que también será el mapa de este mundo.

El ilustrador y tatuador David Agundo es el encargado de dar vida a las ascendencias y diferentes clases que podemos encontrar dentro del manual.

Mónica Valero nos guiará por el bestiario de Las Cicatrices del Mundo, una terrorífica fauna y entes del mundo espiritual que llegan a este plano dañados por el proceso y enloquecidos, a la espera de obtener más poder con el que materializarse por completo.

La ilustradora y directora artística de Ediciones Oníricas, Marina Hidalgo, se encargará de algunas de las ilustraciones que decorarán el libro.

Como artista invitado dentro de este conjunto de maravillosos ilustradores tenemos a Álvaro Barros, maestro del blanco y negro, cuyas ilustraciones decorarán los diferentes apartados, siendo la portada de cada capítulo.

Y, finalmente, otro de los artistas que dan vida a esta obra es Luis F. Garrido, en su debut como dibujante con este manual.

Consulta nuestro catálogo de rol en www.crashcomics.es

Referencias específicas

10 otros productos en la misma categoría